Blog de noticias

Novedades, recomendaciones y asesoramiento en seguridad integral
16 Jun 2015

The World: memorias de un viaje. La comunidad flotante protegida por UC Global.

 

6:30 am. 76 NM al Oeste de Victoria. Aguas próximas a las islas Seychelles. Avistamos un par de embarcaciones sospechosas que llevaban rumbo de interceptación con el buque, sin identificadores activos. Intentamos la comunicación por radio, pero la respuesta fue nula…

 

No es la primera vez que UC Global se encarga de la protección del buque The World – Residence at Sea, el yate privado más grande del planeta: 644 pies que conforman una lujosa comunidad flotante de propietarios de múltiples nacionalidades que organizan expediciones por todo el mundo cada 2 o 3 años.

Durante este The World – Tour 2015, llevado a cabo durante el mes de marzo, el buque ha contado con operadores de seguridad marítima de UC Global para su acompañamiento y protección por aguas del Océano Indico y como escolta en las expediciones que se realizarían en las islas de los archipiélagos de Maldivas y Seychelles, así como en puertos e islas de Madagascar.

Al tratarse de una de las zonas con mayor actividad pirata, se hacía necesario garantizar la seguridad de los pasajeros, de la tripulación y del buque, tanto durante el tránsito como en la realización de las distintas operaciones de la expedición. Y es que los buques crucero y su personal están siendo objetivo crítico para grupos delincuenciales y terroristas.

De este modo, el equipo de seguridad UC Marsec, en colaboración con la seguridad interior del propio barco, se encargó de diseñar un plan de acción que permitiera evitar cualquier incidente durante las jornadas de navegación, cubriendo además las estancias en puertos y zonas de anclaje. A través de la colaboración con las fuerzas de seguridad locales, también se reforzaron las medidas de control de acceso tanto de personal, vehículos y mercancías.

Además, se trabajó en lo que denominamos acciones de seguridad proactivas, consistentes en aumentar el perímetro de seguridad -exterior del buque- mediante un equipo de reacción que permitiera protegerlo en momentos críticos -como pueda ser un anclaje- y donde la capacidad de maniobra del buque es mínima, generando acciones de reconocimiento sobre el terreno -playas, atolones y lagunas- a través del patrullaje en embarcaciones rápidas. Estas se utilizaron también como escolta de las actividades de recreo acuáticas organizadas durante el Tour.

Acciones como estas nos permitieron disponer de una mayor capacidad de reacción ante una potencial aparición de elementos hostiles o bien poder proceder con una mayor capacidad de respuesta ante una evacuación durante la realización de las expediciones.

Aunque los informes de las distintas agencias internacionales y observatorios de acciones de piratería remarcan una mejora y una bajada drástica de los ataques de piratas en aguas del Índico, pudimos comprobar cómo aún se localizan elementos amenazantes en la zona.

 

Nuestros operadores de seguridad empezaron a tomar posiciones para localizar y marcar blancos de tiro. Estas acciones disuasorias lograron que los piratas modificaran su rumbo y velocidad, evitando que se produjera cualquier incidente.

 

Sin duda, la experiencia de la tripulación y oficiales del buque, así como el apoyo de los huéspedes y residentes alojados, con los que se ha mantenido una excelente relación y coordinación para la realización de los distintos operativos de seguridad desarrollados durante la travesía, ha proporcionado la creación de una “conciencia de seguridad”.

Esta conciencia es la que nos permite continuar desarrollando las mejoras en los protocolos y elaboración de un mejor plan de seguridad basado en las actuales amenazas “terroristas”, que tendrá como objetivo proporcionar un escenario de seguridad adecuado para la minimización o supresión de potenciales amenazas que pueda sufrir este tipo de embarcaciones en sus distintos destinos y que permitan seguir manteniendo su actividad comercial o empresarial.

Parte de estas acciones pasarán por reactualizar las funciones, cometidos y habilidades del personal de seguridad interno del buque, proporcionándole instrucción y medios para la realización efectiva de controles y supresión de amenazas por elementos hostiles, tanto en tierra como en el mar, donde actuarían como elemento de apoyo del equipo táctico desplazado en las zonas de mayor peligro.

La travesía marchó sin incidentes destacables. Desde aquí transmitir y agradecer a la tripulación, a sus oficiales y residentes su colaboración y buen hacer y trato con el equipo táctico embarcado.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies